Los grupos de Whatsapp y la división en la escuela

Andamos escandalizados por las noticias que nos llegan desde Casarrubuelos.  Al parecer, algunos profesores de colegio del pueblo tenían un grupo de Whatsapp en el que vertían comentarios despectivos, insultos y otras lindezas sobre alumnos y padres. Alguien pasó a papel esas conversaciones y  las distribuyó de forma anónima por los buzones de las familias de los alumnos del centro. El revuelo ha sido considerable y, tras el importante impacto mediático, las autoridades educativas han tomado una serie de medidas para intentar atajar el problema.

Este hecho es muy grave. Sin paliativos. Pero también es muy muy triste, porque es una nueva evidencia del divorcio que existe entre profesores y padres en el sistema educativo. No hay nada que pueda justificar esas supuestas conversaciones, pero tampoco es muy edificante la reacción que se plasma  en muchos foros de medios digitales y que se traduce en comentarios agresivos hacia la figura el profesor, o despectivos hacia los padres.

Y aunque ahora estemos hablando de grupos de profesores, hay que recordar que ya hace tiempo que docentes de varios centros educativos se quejan de determinadas prácticas que los padres llevan a cabo a través de grupos de Whatsapp: lo que en un primer momento se crea con un espíritu  positivo, como cauce para hacer más ágil la información que surge en el centro y que puede interesar a los padres, se convierte en algunos casos en un foco de críticas, de descalificaciones de algunos docentes, de distribución de ejercicios corregidos, …

Es evidente que esta situación no es nueva, pero ha adquirido una nueva dimensión con la irrupción de las redes sociales, que amplifican los efectos de cualquier comentario y que retratan con crudeza lo que en otros momentos pasaba más desapercibido.

Nos equivocamos si pensamos que el problema es Whatsapp. Lo grave es que hace tiempo que se perdió la complicidad entre los diversos miembros de la comunidad educativa, y eso no es bueno para nadie. Alguien debería poner algo de cordura en todo este panorama tan desolador.

Un comentario en “Los grupos de Whatsapp y la división en la escuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *