Hoax

      No hay comentarios en Hoax

Seguramente habremos recibido cientos de correos electrónicos en los que nos avisan de un virus que infectará nuestro ordenador en unos días, o nos aseguran que muy pronto el Messenger será de pago. A veces nos dicen que si distribuimos el mensaje podremos ganar un vale de compra para una conocida cadena de supermercados. En otros nos indican una receta a base de huevos para curar milagrosamente todas las quemaduras. También hay otros con afán de servicio público en los que nos cuentan el caso de una señora a la que casi secuestran en el aparcamiento de una gran superficie y nos indican qué hacer para evitarlo. En todos los casos, el mensaje termina con la recomendación de difundirlo entre todos nuestros contactos. Con toda probabilidad muchos de esos correos se pueden considerar hoax, engaños, bulos, correos con información falsa. En la mayoría de los casos estos mensajes no tienen ninguna importancia y no suponen más problema que el tiempo perdido en leerlos y borrarlos. Sin embargo, el objetivo fundamental de los hoax es conseguir que circulen por la red grandes cantidades de direcciones de correo que son captadas para hacer spam. En casos más agresivos, pueden buscar la obtención de datos personales intentando que quien los lee introduzca claves o contraseñas secretas.

En ningún caso es necesario reenviar estos correos. Ni siquiera cuando apelan a nuestra solidaridad, a la seguridad de la red, etc. Sin embargo, si nos quedamos más tranquilos difundiéndolos, hemos de asegurarnos de que mantenemos ocultas las direcciones de correo a las que lo enviamos.

Y, por supuesto, mejor no poner en práctica las recomendaciones sobre temas de salud  o de seguridad de nuestro ordenador que llegan a través de correos en cadena sin consultar con profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *