¿Es posible un consumo colaborativo?


Leo en el blog Ecolaboratorio de El Pais un artículo sobre el consumo colaborativo que me resulta muy sugerente. En él se habla de una actividad que emerge en distintos rincones del planeta y que se podríamos definir como un consumo de uso o acceso, opuesto al consumo tradicional basado en la posesión de objetos. Simplificando, estamos hablando de compartir con otras personas aquellos bienes que poseemos y que ya no usamos. Podemos regalarlos, prestarlos, canjearlos por otros bienes que se nos ofrezcan en las mismas condiciones,… Estamos hablando de prácticas de intercambio basadas en el trueque y otras alternativas al dinero y a la propiedad. Clemente Álvarez, autor del blog que comentamos, nos presenta las reflexiones de una investigadora americana que lleva varios años investigando este fenómeno y que dio una charla para TED. Se trata de Rachel Botsman, coautora de un informe sobre el consumo colaborativo. En la charla desgrana algunas de las ideas que para ella hacen de esta práctica cotidiana un sistema eficiente de gestión de recursos y servicios. Considera que la generalización de Internet facilitará estos sistemas de intercambio de productos y servicios. Me permito aconsejar el visionado de esta conferencia para abrir la mente a nuevas formas de entender y afrontar la satisfacción de nuestras necesidades reales. (Pueden activarse subtítulos en castellano)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *