Black Mirror: Una miniserie para pensar

blackmirrornavidadBlack mirror es una miniserie británica que aborda de manera crítica la “tecnologización” de nuestras vidas. Es una serie extraña: unos pocos capítulos cada temporada y ninguna conexión visible entre ellos. Son historias diferentes entre sí que tienen en común una representación poco convencional de la influencia de la tecnología en la forma de ser y pensar de personas y organizaciones. Black mirror se estrenó en 2011 y pese a su formato heterodoxo logró una gran audiencia.

Las propuestas de cada capítulo son bastante elocuentes. Comentaré solo dos para describir someramente el universo de esta serie. En el primer capítulo de la primera temporada un secuestrador exige como rescate que el primer ministro de un país realice en directo un acto poco honroso. La clave de la historia está en observar cómo las decisiones que se toman dependen en gran medida de la información que los políticos van recibiendo a través de distintos cauces y que les permiten aventurar la repercusión que tendrán sus actos en los posibles electores. El flujo de información es tan grande que las claves para la toma de decisiones se tornan complejas.

En el primer capítulo de la segunda temporada el problema que debe afrontar la protagonista tiene que ver con la muerte, el duelo y las posibilidades que le da la realidad virtual para configurar una vida ficticia en la que la persona desaparecida tiene una presencia casi real.

Como vemos, los creadores de la serie quieren que reflexionemos. No parecen muy contentos con la forma de actuar del ser humano del siglo XXI y pretenden que al menos cuestionemos algunas prácticas que damos por buenas en nuestra vida cotidiana.

“En estos momentos somos todos como niños en un planeta en el que todos los adultos se han marchado y nos han dejado sin supervisión. Los avances se nos presentan siempre como algo solo positivo, pero no percibimos las cosas que vamos perdiendo ni el efecto que tiene en nuestras mentes” (Charlie Brooker, creador de Black Mirror)

Ahora que hay múltiples ofertas para ver este tipo de productos (TV gratuita y de pago, canales por internet, etc.) parece oportuno recomendar el visionado de esta serie, tanto en el ámbito familiar como con propósito educativo en determinados niveles.

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *